Sobre el proceso de trabajo

Antes de nada, debo decir que no creo que exista un método de trabajo que sea bueno o malo o que sea el método definitivo. Creo, sencillamente, que existen miles de formasdistintas de afrontar un encargo, tantas como dibujantes. El mío es uno más de esos miles de métodos. No creo que sea el mejor ni de lejos, pero si que pienso que puede ser interesante compartirlo con vosotros. Siempre con la idea de establecer un diálogo y aprender cosas que puedan resultar interesantes para todos.

Así pues, ¿cómo trabajo? ¿cómo afronto un encargo?

Es importante dejar claro que mi especialidad es la ilustración editorial o publicitaria. Cualquier otro tipo de encargo requiere de una metodología distinta.

1. Documentación

Es a la parte a la que dedico más tiempo y la que más me divierte. Me parece muy interesante investigar sobre un concepto. Cuando hago historietas para M21 dedico mucho tiempo a informarme sobre la historia de una calle, de un personaje o de un sitio, depende de lo que me toque ese mes. En el caso de mi historieta sobre el Real Jardín Botánico, por ejemplo, me tiré toda una mañana allí tomando algunas fotos y recabando información en internet. De ahí salió mucho material que después ajusté en función del espacio que tenía: planos detalle de flores, espacios, arquitectura e incluso algunas ideas de composición.

Historieta sobre el Real Jardín Botánico

Historieta sobre el Real Jardín Botánico

Este proceso es muy interesante ya que puede dar ideas de colores, tipos de composición o estilo, resoluciones gráficas... la documentación es el paso previo y necesario de la conceptualización del dibujo. 

Otro ejemplo práctico: durante el proceso de creación del cartel del Orgullo de Sevilla, recabé mucha información sobre carteles de la Feria de Sevilla de los años 30. Eso me proporcionó dos cosas: el estilo tipográfico y los colores que usaría.

18f6b0d44aa5ee6ece660b3c6cf4fbfe--old-posters-spanish-posters.jpg

2. Conceptualización

Una vez que obtengo la información que necesito, escribo palabras sueltas, conceptos... lo que comúnmente se conoce como mapa de ideas o brainstorming. Este proceso es breve y me sirve para encadenarlo (o incluso hacerlo de forma simultánea) con el siguiente paso:

Semana de documentación y bocetos. #cosasquevienen

Una publicación compartida de Illustrator ✏️ Carla Berrocal (@pintamonas) el

3. Abocetado

Hago unos pequeños rectángulos, más o menos proporcionales al tamaño de la ilustración final, en un formato muy pequeño(de 7x5cm aprox). Realizo un pequeño bosquejo a lápiz de lo que va a ser la ilustración, en donde doy vital importancia al orden y peso de los elementos que compondrán mi dibujo. Se tratan de pequeños estudios de composición y pesos visuales que posteriormente se convertirán en la ilustración final, pero que aquí me sirven para hacerme una pequeña idea de lo que quiero hacer y ver si realmente funciona. A veces, también doy algunas notas de color con rotuladores, para ver qué paletas puedo usar y si encajan con lo que quiero comunicar. Siempre me he considerado bastante torpe para el color, así que si veo que se me atraganta la cosa o por lo que sea no me convence, investigo paletas en Kuler más tarde, durante el proceso del color digital.

Algo de lo que se viene -- Work in progress #wip #illustration

Una publicación compartida de Illustrator ✏️ Carla Berrocal (@pintamonas) el

4. Ilustración

Una vez que se lo que quiero dibujar, lo paso al formato final. 

4.1 Aboceto con un portaminas HB, me siento cómoda con lápices más o menos blandos. Hay autores que abocetan con lápices duros, como un 2H, pero a mi las minas blandas me hacen sentir más cómoda y veo el dibujo mejor sin cargarme el papel. Hay otros autores que abocetan con azul, eso ya depende de cada uno.

Trabajo en formato A3 por que para mi es más sencillo trabajar los lápices en grande, puedo meter más detalle y el entintado es más fácil.

4.2 Procedo al entintado.

4.3 Escaneo del original

4.4 Coloreado digital que hago con Photoshop. Para el color trabajo con paletas ya creadas como el Kuler, tratando de no usar más de tres colores. Otros procedimientos que suelo utilizar para poner color es fijarme en paletas de otros autores, ya sea en cuadros clásicos o fotogramas de películas. Siempre elijo tres colores: una luz, un medio tono y un tono oscuro.  

5. Arte final

Guardo el archivo en TIFF, siempre a unos 300ppp. Aunque todo depende del objetivo de la ilustración. Si es para impresión en resolución alta y si es para web en baja. Todo depende del destino de la misma.

6. ¿Cómo hago partícipe de esto al cliente?

Por un lado, es muy importante explicarle nuestro proceso de elaboración de un encargo al cliente para que comprenda la complejidad del trabajo y evitemos posibles malos entendidos. 

Una vez recibido el briefing realizaremos algunos bocetos (paso 3). Unos nos gustarán más que otros, pero lo importante es que seleccionemos lo mejor y que no nos excedamos de tres o cuatro propuestas.

Si el cliente aprueba estos bocetos, continuaremos pasando el dibujo a tamaño (paso 4), pero si no, elaboraremos otros bocetos (paso 3).

Una vez aprobado el boceto y realizado la ilustración a tamaño y a lápiz, lo ideal sería que fuera supervisado de nuevo por el cliente. Si en este punto se hace un cambio que suponga más del 50% de reajuste del dibujo o que varíe el briefing, lo ideal sería:

1. Avisar al cliente de una variación en el presupuesto argumentando que el cambio de briefing supone un cambio completo en la conceptualización del boceto y esto supone más tiempo, además de tener que rehacer el trabajo. 

Si esto ocurriera, es vital que le hayamos explicado antes nuestro método, pues justifica el aumento de presupuesto de una forma clara y sensata. Si no lo hacemos, nos arriesgamos a malos entendidos y discusiones que sólo nos harán sentir mal y generar mal ambiente de trabajo.

2. Repetir el paso 2 y rehacer el 3 hasta que el boceto a lápiz sea el definitivo y podamos entintar/finalizar.